miércoles, 17 de diciembre de 2014

Gotham City Girl

¿Por qué el 90% de las personas que empiezan en un gym no consigue sus objetivos? Porque NO es constante. Y la causa no es la pereza ni las agujetas ni el calor del verano. Tampoco las Navidades ni las vacaciones de los niños. Estoy convencido de que el verdadero culpable es que no han sabido hacer el necesario Click en sus mentes para que, en lugar de un castigo, el gimnasio se convierta en el lugar donde desconectar y cuidarse. Sólo así podrían crear un hábito que forme parte de sus vidas, para siempre.

En agosto pasado, una ex-colega de mi etapa como Creativo Publicitario me pidió ayuda, desde Nueva York, para ponerse en forma. Ella nunca había entrenado en serio e ir al gimnasio le parecía algo horroroso. La convencí de que un entrenamiento personalizado era la manera más eficaz para conseguir su objetivo, buscó un gym y la guié enviándole rutinas y vídeos sobre cómo hacer cada ejercicio.

Para su sorpresa, nuestr@ Héroe de hoy se ve mejor en muy poco tiempo y asegura que nunca se había sentido más positiva, alegre y segura, en su vida. Disfruta de SU momento en el gym y sufre cuando no puede ir. Mi trabajo está terminado, ¡ya ha hecho lo más difícil! Ahora, puede conseguir lo que ella quiera. Sólo es cuestión de tiempo. ¡Enhorabuena! Os presento a Blanca y sus espectaculares resultados.


Fecha....Peso....Grasa*...Actitud

28/08:..56.2Kg...29.8%...El deporte no es para mí.
10/12:..53.0Kg...25.0%...¡Me encanta ir al gym!
21/04:..48,4Kg...17.8%...¡Nunca me había sentido mejor!

*Valores obtenidos con la báscula del gimnasio BodyStrength Fitness, 250 West 106th Street, New York, NY 10025

Mucho más sobre fitness en http://sohofitnessclub.blogspot.com.es/

http://www.sohofitnessclub.com/

Nota: Le pedí a Blanca que me contara su experiencia con el Click. Por si a alguien le sirve de motivación, esto fue lo que me envió:

"Sobre mi experiencia… Pues quizá diría que yo nunca fui muy deportista, aunque intenté practicar distintos deportes e intenté ir al gimnasio varias veces. Pero creo que en mi cabeza lo de tener un cuerpo "de gimnasio" no era para mí (mejor emplear el tiempo en estudiar y trabajar, cultivar la mente, vaya!). Cuando hace unos meses y casi de broma empezamos a hablar de la posibilidad de que me entrenaras en la distancia, creo que me atrajo mucho la idea de explorar eso que nunca me había permitido: y si yo pudiera tener el cuerpo que de verdad me gustaría tener? Así que empecé a seguir tus instrucciones con mucha disciplina (reconozco que a fuerza de voluntad y tesón no me gana nadie!) y lo gracioso es que al poco descubrí que ir al gimnasio, además de gustarme por el ejercicio físico, me servía también de ejercicio mental. Me siento más positiva, más liviana de mente… y de cuerpo, obvio! Porque los resultados ya se van notando, y eso mola mucho! No llevo ni cuatro meses entrenando, y ya siento que es una parte necesaria de mi rutina semanal. De hecho en unos días volaré a España a ver a la familia, y ya estoy buscando un gym que me acepte por 15 días para no perder el ritmo ;-)"