lunes, 20 de octubre de 2014

SuperYayo

Para muchos, los gimnasios son lugares llenos de narcisistas adictos al selfie, gente superficial obsesionada con el culto al cuerpo. Otros, piensan que allí sólo va gente con pocas luces. Incluso algunos telediarios utilizan "aficionado a los gimnasios" como eufemismo para calificar a personas violentas. Si alguna vez hubiesen entrenado, habrían comprobado que la mayoría son gente normal y que los beneficios van mucho más allá de la mera estética.

Si bien es cierto que aumentar el tono muscular y disminuir el porcentaje de grasa, luce muy bien, también se consiguen cambios relacionados con la salud, como regular la tensión arterial y el colesterol, incrementar la densidad osea, reforzar las articulaciones, mejorar la postura, ayudar a prevenir enfermedades, mejorar el funcionamiento del Sistema Nervioso, Circulatorio, Digestivo, Reproductor, Respiratorio, Endocrino, etc. Por si fuera poco, hay implicaciones aún más importantes sobre el estado anímico: aumentar la autoestima y la confianza, disminuir las tensiones, el estrés, la ansiedad y la depresión, mejorar la calidad del sueño, el rendimiento intelectual, la vida sexual y la emocional.

Por eso, si alguna vez se acercan al SOHO a primera hora de la mañana, en lugar de a Arnold en camiseta de tirantes se encontrarán a nuestro Héroe de hoy, con su inseparable gorra. Desde enero de 2007, cuando llegó con bastón y muleta, arrastrando los pies, no faltó ni un solo día. No puede presumir de grandes bajadas de peso, grasa o ganancia muscular, pero sí ha logrado algo mucho más importante para él: Mejorar su movilidad para valerse por sí mismo. Estos 8 años nos ha dado ejemplo cada mañana. Si él puede ser tan constante, ¡nosotros también! Por eso, a sus 85 primaveras, se merece este homenaje. ¡Enhorabuena! Os presento a Don Andrés:


Mucho más sobre fitness en http://sohofitnessclub.blogspot.com.es/

http://www.sohofitnessclub.com/